Tel: 954 62 79 66 Fax: 954 61 22 95 | E-Mail: sevilla@cnae.com



La distracción

Junto con el consumo abusivo de alcohol y estupefacientes, la distracción al volante es hoy por hoy una de las principales causas de accidente. La radio, encender un cigarrillo, el móvil, una simple conversación etc. pueden ser causa de distracción.

¿Qué es?

Es la falta o escasez de atención e interviene en casi la tercera parte de los accidentes viales.
Conducir es identificar y organizar todas las informaciones con el fin de tomar las decisiones más correctas en el momento preciso.

Tipos:

-¿Qué pasa cuando conducimos normalmente?
La mirada se centra en la carretera a la vez que se distribuye entre elementos periféricos, espejos y velocímetro.

-¿Qué pasa cuando conducimos y nos hablan?
La mirada está más concentrada en la carretera y se reduce moderadamente la exploración de la periferia, espejos y velocímetro.

-¿Qué pasa cuando conducimos y pensamos?
La mirada se concentra drásticamente a la vez que se reduce la inspección de espejos y velocímetro.

Causas

-Visuales
Mirar un paisaje, un anuncio publicitario, escaparates, un accidente, búsqueda de lugares, calles, etc…

-Auditivas
Uso del teléfono móvil y uso de cascos y/o auriculares.

-Otras
Depresión, ansiedad, sueño, concentración en problemas personales, efectos de drogas, alcohol o medicamentos, poner una cinta, buscar una emisora, encender un cigarro, buscar en la guantera o ponerse el cinturón en marcha.

Efectos.

Fijación de la mirada en torno a un área más estrecha.
Fijaciones de la mirada de larga duración indefinida, intercaladas con fijaciones de duración normal.
Reducción del número de miradas a los espejos retrovisores y al velocímetro.



Escribe un comentario

DEBES ESTAR LOGADO PARA ESCRIBIR UN COMENTARIO A LA NOTICIA